Yoga Integral


El Yoga Integral es una combinación de diferentes herramientas que utilizadas en su conjunto obtenemos mayores beneficios para el equilibrio físico, emocional y mental ofreciendo a los practicantes unas herramientas para vivir no solo en la sala de Yoga si no también en la vida diaria.

En nuestras clases de Yoga Integral realizaremos una práctica completa que contempla los aspectos físicos y psicoemocionales y que facilita el cultivo de la vida interior.

Aplicamos un principio de progresividad que le facilita al alumno integrar herramientas para progresar tanto en la sala como en la aplicación de las herramientas a la vida cotidiana.


La duración de la clase es de 1h ½ en la que se comparten 4 aspectos del Yoga:

 

1.- Asana (posturas)

 

El asana (postura) beneficia al cuerpo, permitiendo que las articulaciones se mantengan y/o recuperen su flexibilidad, que los músculos estén sanos y elásticos, drenando los órganos internos, ayudándonos a prevenir problemas de la columna vertebral.

En el Yoga Integral utilizamos el asana como un medio y no como un fin. Es una herramienta que nos permite preparar nuestro cuerpo para la práctica de pranayama(respiración), kriya y meditación. Creando las condiciones para facilitarnos la experiencia de lo mejor que hay dentro de cada uno de nosotros.

Dentro de la clase de Yoga Integral encontramos por un lado:

Una secuencia de Asana en Dinámico denominada Suryanamaskar en la que se enlazan 12 asanas de forma dinámica a través de la respiración y  una secuencia de Asana en estático donde conoceremos y aplicaremos la técnica de asana  de una forma precisa a la cual le sumaremos la práctica de pranayama (respiración consciente) durante su realización.

 

2.- Pranayama (respiración)

 

Pranayama es una de las  herramientas que utilizamos en la clase de Yoga Integral  para aprender a gestionar nuestra energía.

Mediante la realización de pranayama logramos ejercer control sobre nuestra respiración, mejorándola y ampliándola. Lo cual repercute en la salud física por que la sangre está más oxigenada, y además nos ayuda a reducir los estados de agitación, facilitándonos la paz.

En nuestra vida diaria muchas veces nos vemos desbordados por procesos emocionales y/o mentales. El control de la respiración  nos permite incidir directamente sobre estos procesos, ayudando a canalizarlos y a darles una salida justa que no nos cause sufrimiento.

En las clases de Yoga Integral se enseñan de una forma progresiva y sencilla varios pranayamas, y a través de su práctica el alumno puede ir experimentando los múltiples beneficios de este aprendizaje relacionado con la gestión de la energía, llevándolo de una forma práctica y efectiva a su vida cotidiana.

 

3.-Kriya

 

El Kriya es una herramienta que en el Yoga Integral utilizamos para elevar la energía interna que hemos activado con asana y con pranayama.

Nuestra experiencia es que la ejecución de Kriya facilita la meditación, y la utilizamos como ejercicio preparatorio. Además esta herramienta tiene un gran potencial transformador, por que progresivamente nos va facilitando que nuestro cuerpo físico, las emociones y la mente se purifiquen y refinen.

A través de ejercicios respiratorios acompañados del movimiento de  la atención, logramos que nuestra energía se coloque en los lugares más adecuados, para que podamos experimentar el estado de conexión con nuestro ser interior.

 

4.-Meditación

 

La Meditación Integral es una herramienta fundamental en el Yoga Integral, no concebimos el Yoga sin Meditación.

En las clases de Meditación Integral enseñamos las técnicas meditativas que de una forma efectiva y sencilla nos permiten: despejar la mente de contenidos obsesivos o recurrentes, ordenar los contenidos mentales, liberarnos de conductas condicionadas por nuestro pasado, educación o creencias… Todo eso que nos hace libres, entendiendo la libertad como una conquista de nuestra voluntad a través de la conquista de nuestra atención.

Sabemos que la energía va donde llevamos la atención, y disponemos los medios para que nuestra atención responda a la voluntad. Pero no sólo eso, si no que avanzamos en nuestro auto-conocimiento y percibimos todo con mayor consciencia. Eso sí, en el Yoga Integral le aplicamos a la Meditación el mismo lema que al resto de herramientas, y es que es un medio y no un fin. Es un medio que combinado con las otras herramientas nos facilita alcanzar a conocer lo que hay en nuestro corazón.

La meditación no termina para nosotros en ningún momento, no tiene por qué, pues lo que somos siempre está presente y puede ser percibido si sabemos atenderlo.

 






Utilizamos cookies de terceros, de servicios de análisis, afiliación o redes sociales. Si continuas navegando, aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando la Política de Cookies.
ACEPTAR | CANCELAR | Política de Cookies