El Asana como herramienta de apoyo a la transformación interior
Centro Mahashakti | 11-05-2017 | Visitas: 69

 

 

 

Son muchos los motivos por los que cada día más gente practica asana. La mayoría de estos motivos responden a la búsqueda de un bienestar físico, emocional o mental que mejore su calidad de vida en cualquiera de estos aspectos, y verdaderamente cualquiera que haya hecho asanas puede confirmar que esto es así, los beneficios se hacen notar en corto espacio de tiempo. Quizá por eso cada vez haya un mayor número de personas fieles a esta práctica, pero: ¿es eso todo lo que nos tiene que ofrecer el asana?, depende desde dónde lo enfoquemos. Si nos dedicamos a realizar asanas fuera del contexto del Yoga con mayúsculas, es decir, sin Pranayama, sin Meditación, sin Filosofía, entonces la respuesta es: sí, esto es todo lo que nos tiene que ofrecer, en mayor o menor profundidad aunque siempre dentro de estos parámetros: físico, emocional y mental.

 

Pero si realizamos asana dentro de un verdadero contexto de Yoga donde también se trabajen la meditación y la filosofía el asana recupera su significado inicial convirtiéndose en una herramienta complementaria muy valiosa para nuestra transformación interna. El asana en este contexto hace de la práctica  un campo de entrenamiento, un espacio de autoconocimiento y una oportunidad de transformación, donde se ponen de manifiesto memorias, formas de hacer, de relacionarse con el mundo exterior e interior,  tensiones, gozos, que pueden orientarnos y darnos información sobre nuestra forma de procesar esas mismas situaciones en la vida si sabemos mirar (Meditación Integral), dándonos al mismo tiempo la oportunidad de trascenderlas en la propia práctica para extrapolarlas a la vida (Meditación y Filosofía Integral).

Este enfoque del Asana dentro del Yoga Integral devuelve a la práctica su carácter  espiritual original, es un enfoque para valientes que realmente quieran viajar por las junglas desconocidas de su interior e ir más allá de una pequeña mejora en su calidad de vida. Para personas que no se conforman con una relajación temporal supeditada al cuerpo que están dispuestas a una transformación interna real y profunda, con todo lo que ello implique. Este es un enfoque para el buscador sincero que quiere llegar al corazón, para el explorador interior que busca los paisajes del descubrimiento supremo: llegar a conocer y realizar en la vida Lo Más Elevado que Llevamos dentro.